Opinión: amor propio y ser profesor. !Transformemos el mundo! Ajá… ¿Y tú?

Siempre sentí el peso de no defraudar a aquellos que habían puesto su confianza en mí y con ese peso impuesto por mi misma me la pase en mi primer año como profesora.

Aixa López

Alumni Enseña por Panamá

Licenciada en Desarrollo Comunitario y estudios de profesorado en ducación en la Universidad de Panamá. Fue profe de arte, familia y desarrollo comunitario en la escuela Las Guabas en la provincia de Coclé. Actualmente se desempeña como maestra de educación primaria.

Siempre sentí el peso de no defraudar a aquellos que habían puesto su confianza en mí y con ese peso impuesto por mi misma me la pase en mi primer año como profesora. Todo debía ser perfecto y controlado bajo mi estricta convicción de lo que era la excelencia.

Pero, ¿qué pasó el día en que todo se salió de control? Claro, colapso físico y emocional total.

Ese año aprendí que no todo puede ser perfecto y que los errores son parte de lo que nos hace ser HUMANOS y si queremos como docentes enseñarles a los chicos sobre, empatía, resiliencia, perseverancia y amor propio, debemos empezar primero por nosotros mismos.

Fue un año duro, pesado y me dolió muchísimo el estar lejos de mi familia y amigos pero ¿cómo podía salir de eso? ¿Cómo lidiar con tanto? Recuerdo claramente, cuando comencé a alejarme de todo lo externo e interno que me hacía daño, que me estaba matando. Hice hasta una lista que creo que iba así: (Y que espero que puedan tomar de referencia ya que es altamente efectiva, bueno, a mi me funcionó, jejejee)

1- No comas demás cuando te sientas mal.
2- Camina, mientras escuchas tu música favorita.
3- No pienses tanto las cosas…Di lo que no te gusta, no temas.
4- Escribe, lee, pasea… no todo es trabajo.
5- Habla con alguien de confianza y no te cierres en tus pensamientos.

Cuando empecé hacer todo eso, me di cuenta que todo quedaba resumido en el conjunto de dos palabras: amor propio.


Y es que a veces estamos tan metidos en dar amor, cariño y apoyo a los demás que nos olvidamos de que primero somos nosotros. El segundo año con toda seguridad puedo decir que fue ¡una fiesta! Y eso es lo significativo de cada experiencia: APRENDER. Ya sabía cómo proceder y lo mejor: ya me conocía mejor a mi misma. Y es que ser profesora por dos años, siendo esta mi primera (y para muchos también) experiencia laboral, apenas egrese de la carrera fue un antes y un después y doy gracias por haber vivido todo eso que me hizo crecer tanto como persona.

En el momento, malo para una puede ser que te digan que las cosas no pueden hacerse como una quiere, la burocracia existente, que no todos tus estudiantes puedan aprender al mismo ritmo, encontrarte lejos de tu ciudad…. Todo eso te puede llegar a afectar muchísimo.

Entonces, los nuevos participantes se preguntarán… Pero, ¿qué puede ser tan malo?

En mi segundo año (y ahora) fue todo con calma, con buena letra y si se asoma un “fueguito” necio y egocéntrico por ahí, no le hecho viento… dejo que en base al amor propio mi buen humor, lo apague. Cometer errores y no dejarlos atrás: vivir con eso del: “Y si hubiera”… “por qué a mi” vivir con las nostalgias y con las cosas del pasado, nunca te dejará avanzar…

Hay errores nuevos que cometer, cosas chéveres que aprender y caminos maravillosos que emprender, vamos a darle el chance a los siguientes capítulos. Recuerdo que en mi último año dentro del programa, hice una pequeña reflexión con mis estudiantes sobre el escrito: “Cuando me amé de verdad” de Charles Chaplin. Léelo, profe o no profe, es bellísimo, me ayudó tanto… Te va a ayudar tanto…En estos días una amiga que quiero mucho me dijo: “te veo más feliz” a lo que le respondí algo que el Gabo dijo: “Los seres humanos no nacen para siempre el día en que sus madres los alumbran, sino que la vida los obliga a parirse a sí mismos una y otra vez”. No temas renacer, ¡Todo estará bien, profe!

El gran reto y sin ánimos de generalizar, sería bajarle un poco a nuestras auto exigencias. Amarse a si mismo es el principio de todo.


Edición Equipo CuenTeach

CuenTeach

CuenTeach

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Traducir